Los gastos hormiga

Lo más importante es identificarlos.

Los gastos hormiga

Esto te permitirá entender cuánto de tu dinero destinas a estas cosas o actividades que sin que lo sientas, puede llegar a ser un monto relevante en tus gastos. Luego inclúyelos en tu presupuesto y evalúa la posibilidad de reducir o eliminar algunos. No serás una persona rica por esto, pero puede ayudarte a mejorar el manejo de tus finanzas.

¿Habías escuchado este término antes? El término “hormiga” se refiere a que es de tamaño pequeño, que casi no se ve o se percibe. Sin embargo estos pequeños gastos al hacerlos con alta frecuencia durante un mes, pueden resultar afectando tus finanzas.

Por un momento piensa en tu rutina de todos los días. Aparte del transporte ya sea en taxi, bus o metro, ¿qué otros gastos tienes a diario en tu trabajo que consideres pequeños? En tu ejercicio puede salir de pronto el cigarrillo de la mañana, el postre o el café que compras siempre después de almorzar, el paquete de papas o de galletas de la tarde, entre otros. Piensa no sólo en qué gastos son, sino cuántas veces los tienes en el día o en la semana o al mes y analiza cuánto de tu dinero anual se te va en estos gastos, para que veas si representan o no un hueco en tus finanzas. Lo importante de hacer esto es lograr identificar aquellos gastos que son pequeños, frecuentes y que poco a poco, muchas veces sin notarlo o sin un control, en ellos te vas gastando el dinero que tienes en tu billetera o en tu cuenta bancaria.

Con esto no pretendemos aconsejarte que elimines tus gastos hormiga, ya que son cosas que seguramente hacen parte de tu vida, te hacen sentir cómodo y satisfecho. La recomendación principalmente es que cuando los hayas identificado, los incluyas en tu presupuesto mensual y si ves la posibilidad de eliminar alguno que veas innecesario o perjudicial, lo hagas.

Sobre los que decidas mantener, busca la forma de reducir ese gasto. Por ejemplo si sabes que hay unas galletas que todos los días te gusta comprar en la máquina de tu oficina, pregúntate si esas galletas las puedes comprar cuando mercas y así reduces un poco ese gasto dándote el mismo gusto. Eso no te va a hacer millonario pero te ayudará a aprovechar el dinero en otras cosas más útiles. Haciendo ese mismo ejercicio con todos los gastos hormiga, podrás reducirlos si así lo deseas y/o tenerlos controlados. Podrás así disponer de excedentes de dinero que antes no conseguías, que te servirán para un plan de ahorro, ajuste en tus finanzas o comprar algo que quieras, etc.

Sólo te invitamos a que en tu presupuesto incluyas los gastos hormiga y tengas visibilidad completa del manejo de tu dinero. En FinPer contamos con una app que te permitirá manejar tus finanzas de forma fácil desde tu celular. Te invitamos a descargarla aquí.