¿En qué casos es conveniente consolidar deudas?

Todo depende de la situación que estés viviendo o de las oportunidades que tengas a la vista.

Cómo saber si la compra de un bien es un gasto o una inversión

En algunos casos será conveniente para ti porque reduce los intereses pagados por tu deuda, en otros puede ayudarte a reducir la cuota y esto significa menores obligaciones mensuales, pero también puede resultar afectando el manejo de tu dinero porque era innecesario.

¿Te ha pasado que recibes una llamada de un número que no conoces y cuando contestas, es un asesor de un banco para ofrecerte un crédito que cubra las deudas que tienes actualmente en otros bancos?. A esto se le llama consolidación de deudas o compra de cartera. Aunque en varias ocasiones pueda parecer tentador, no en todos los casos es conveniente. Por esta razón te contamos en qué casos es bueno para ti:

  1. Cuando la tasa de interés es inferior a la que tienes en el crédito actual: La tasa de interés es lo que te cobra el banco por prestarte el dinero. Puedes consultar con el banco en el que tienes la deuda actual, cuál es la tasa de interés que estás pagando y la comparas con la que te están ofreciendo.
  2. Cuando has utilizado en múltiples ocasiones la tarjeta de crédito o crédito rotativo, y la cuota crece a un punto que te queda difícil de pagar: Si sientes que las compras que has hecho en los últimos meses no te permiten estar tranquilo con el pago de todas tus obligaciones financieras, la compra de cartera es una buena opción. En esta puedes agrupar todas las compras hechas y diferirlas a un mismo plazo, para que no tengas sorpresas de que te vaya a llegar más alta el siguiente mes.
  3. Cuando estás en una situación que no te permite pagar las obligaciones financieras programadas: Aunque planees tus ingresos y gastos, puede presentarse un evento no necesariamente malo, que cambie la forma en que debes administrar tu dinero. Por ejemplo, si hace 6 meses adquiriste un crédito a 12 meses porque querías pagarlo rápidamente, pero en este momento se presenta una oportunidad que no puedes dejar pasar, en la que se hace necesario endeudarte, es posible que quieras alivianar el pago de la cuota del crédito tomado 6 meses atrás, para estar tranquilo con tus finanzas. En estos casos reunir las deudas en una sola cuota te permite extender el plazo de las deudas que ya tenías, favoreciendo tu dinero destinado a estas obligaciones cada mes. Aunque es una solución, debes ser prudente con el plazo tomado, porque entre más plazo tomes, más costoso te va a salir el crédito.

Aparte de los 3 casos mencionados, es importante consultar siempre las condiciones del crédito, ya que algunas entidades no sólo cobran la tasa de interés. Algunos incluyen cargos adicionales o seguros atados al crédito que influyen en la cuota mensual, es decir que hacen más costoso el crédito y no hacen parte de la tasa de interés.

Tomar la mejor decisión dependerá de analizar los 3 puntos que te mencionamos, siempre buscando tener un buen control de tus finanzas. En FinPer contamos con una app que te permite hacerlo fácilmente. Además contarás con simuladores que te ayudarán a evaluar si es conveniente para ti consolidar deudas, todo desde nuestra app. Descárgala aquí.