A ahorrar se dijo. ¡Sí es posible lograrlo!

El manejo de tus finanzas influye directamente en lo que puedes ahorrar.

A ahorrar se dijo. ¡Sí es posible lograrlo!

Todos queremos tener ahorros pero pocos logramos hacerlo. ¿Por qué?. Cuando evalúas ciertas actividades o compras que haces mensualmente con tu dinero, encuentras que existen oportunidades de reducir algunos gastos, sin sacrificar tus gustos. Encuentra una razón para comenzar.

¡Ahhhh el ahorro! Para muchos parece una idea fantástica, inalcanzable, una meta imposible. ¿Por qué?. Comenzamos nosotros mismos a excusarnos: Es que no me alcanza el dinero, es que no gano lo suficiente, es que mi situación es muy difícil. Qué tal si nos respondemos lo siguiente: ¿Cómo me organizo para no llevar una vida tan limitada económicamente?. ¿Cómo manejo mi dinero para dejar de anhelar con ansiedad el pago de la quincena?. ¿Cómo puedo obtener ingresos adicionales?. ¿Esto será posible?

Sí, si es posible. Lo primero es cambiar la actitud y mentalidad. Define una meta y cómo llegar a ella, como si fueras a ganar un premio. Esta meta puede ser un viaje, una consola de video juegos, un teléfono móvil, un carro, una casa, una idea de negocio, etc. Seguramente conseguirás más de lo que esperas. No importa que a la mitad del camino cambies tu meta. Lo importante será la disciplina que habrás adquirido cuando la alcances. A continuación verás unos tips que te ayudarán en tu camino hacia esa meta:

  1. Organiza tus ingresos, gastos y ahorro a partir de un presupuesto.
  2. Realiza una lista de compras antes de ir a mercar, así evitarás comprar cosas que no hacen falta.
  3. Compara precios antes de ir a comprar. Muchas veces los productos que te gustan tienen mejor precio en algunos lugares. Sólo tómate un tiempo y compara.
  4. Esas cosas que te gusta comer cuando vas a trabajar, en lugar de comprarlas en la máquina o la tienda, podrías llevarlas desde tu casa porque las compraste antes en el supermercado.
  5. Si cocinas bien y puedes dedicarle un tiempo a preparar tu almuerzo, seguramente notarás un gran ahorro al final del mes. Comer en restaurante es de las cosas en lo que más se gasta.
  6. Define un valor a ahorrar como si fuera un gasto más en tu presupuesto. Este lo destinarás a una cuenta o destino que no puedas ver, para que evites la tentación de utilizar tu ahorro. Este paso lo realizarás cuando te des cuenta del dinero que has dejado de gastar con los 5 pasos anteriores.

Atrévete a cambiar el rumbo de tus finanzas. El primer tip es el más importante y lo mejor es que puedes hacerlo a través de nuestra app, donde puedes definir tu presupuesto para tener el control de tus finanzas. Descárgala aquí. Lo demás, depende de la voluntad que tengas para cumplir tu meta.