Los préstamos "gota a gota", un remedio peor que la enfermedad

Jueves, 01 Diciembre 2016 15:52

Visto 1376 veces

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Hace tres años tuvimos la oportunidad de conocer un caso en el cual una persona que estaba ahogada en deudas con los bancos, recurrió durante un año a los llamados "gota a gota" o agiotistas para solucionar esos problemas de deudas. Les vamos a explicar de manera simple, cómo una supuesta solución resulta ser más dañina que el problema.

Para comenzar, llamaremos a esta persona Anita. Ella llevaba cerca de 5 años endeudándose con diferentes bancos y llegó a un punto que sus ingresos no le permitieron pagar todas las cuotas mensuales. Como los bancos ya no le brindaban más crédito porque ella tenía reporte negativo en centrales de riesgo, aparecieron personas que querían supuestamente ayudarle a solucionar sus problemas financieros, ofreciéndole prestarle el dinero que le hacía falta para pagar las deudas. Anita en medio de su desesperación lo único que hizo fue aceptar la propuesta sin prestarle atención a las condiciones que le iban a imponer estas personas que la ayudarían de manera inmediata. La razón se describe en el siguiente ejemplo donde se compara el funcionamiento de un crédito bancario con un préstamo de un agiotista:

Valor del crédito: $6.000.000
Plazo: 12 meses

 

 

Banco (cuota y tasa fija)

Agiotista

Tasa de interés mensual (N.M.V):

1,50%

6,00%

Cuota mensual

$550.080

$360.000



Aparentemente la cuota del agiotista es más baja, lo cual hace atractiva la propuesta en una situación difícil. Sin embargo lo que no se da cuenta la persona que va a tomar este préstamo, es que la cuota sólo corresponde a intereses, es decir que aunque la cuota sea inferior a la del banco, no está reduciendo el valor de la deuda cada mes, porque el valor prestado se paga cuando la persona pueda hacerlo.

En resumen, si el plazo es de 12 meses y tomas el crédito con el banco, al pagar la cuota mensual durante los 12 meses terminarás de pagar tu deuda, mientras que con el agiotista o "gota a gota", si pagas la cuota mensual durante los 12 meses, aún deberás los mismos $ 6.000.000 que solicitaste como préstamo.

El ejemplo sólo es una muestra de las condiciones que pueden tener este tipo de préstamos. Hay algunos que cobran el 10% mensual, o incluso cobran una tasa de interés diaria, lo cual hace más costoso aún el préstamo, sin mencionar que evidentemente estas personas actúan sin ningún tipo de autorización por la Superintendencia financiera de Colombia, cobrando tasas no permitidas y con métodos de cobro inapropiado. Probablemente las condiciones mencionadas en este artículo no incluyen todas las modalidades existentes, sin embargo con este ejemplo podrás darte cuenta que bajo ninguna circunstancia es recomendable tomar un préstamos con este tipo de personas.

¿Has vivido personalmente o con alguna persona cercana algo parecido?

Modificado por última vez en Jueves, 01 Diciembre 2016 20:55
Newsletter
Inscribete para recibir más noticias.
Los artículos más leídos