A ahorrar se dijo: ¡Si es posible lograrlo!


Visto 816 veces

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

¡Ahhhh el ahorro! Para muchos parece una idea fantástica, como la imagen de un oasis en pleno desierto, un espejismo que nos hace delirar y pensar que es una meta imposible. Siempre surgirá la misma pregunta: ¿Cómo controlar las finanzas personales para no llevar una vida tan limitada económicamente? ¿Cómo manejar nuestro dinero para que el pago de la quincena no sea eterno? ¿Será posible empezar a sacar una porcentaje de nuestras ganancias para ahorrarlas? .

Sí, si es posible.

Y lo primero que hay que tener presente es un cambio de actitud y mentalidad. Si sigues renegando de tu condición, las perspectivas se cerrarán. Lo que debes hacer a continuación es enfocarte en una meta, visualizar en tu mente una razón por la cual hacer pequeños sacrificios e ir acumulando ese dinero como si fueras a ganarte un premio por ello.

Piensa en unas vacaciones a Cartagena, por ejemplo, o quizá en saldar de una vez por toda esa deuda en el banco o esa consola de videojuegos que siempre has querido tener. De seguro que conseguirás ahorrar más de lo que esperas y no hay problema si a mitad de camino cambias de decisión y quieres usar ese capital para otro proyecto. Lo importante será la disciplina hacia el ahorro con la que descubrirás que si es posible optimizar tus gastos..

He aquí una algunos tips que debes tener presente:

Empieza por casa:

Bueno, no podía faltar iniciar por acá. Nuestro hogar es el sitio donde más pasamos el tiempo y donde hay gastos que cumplir mes a mes, como lo es el pago de las facturas de los servicios públicos. Empieza a tener una política de ahorro de los recursos del hogar, apaga esas luces que derrochan energía o desconecta el cargador de tu teléfono móvil. Asegúrate que las llaves de la ducha y el lavaplatos no estén goteando.

Los productos de los supermercados: 

De repente te encuentras en un supermercado de renombre. Sientes la comodidad de disfrutar de tu carrito de compras y vas colocando todos los productos sin evaluar los precios. Haz un alto en el camino y pregúntate hasta que punto vale la pena comprar esa marca que tanto te venden por la televisión, la radio y el Internet.

De hecho, lo más seguro es que ahorres más si vas directo a la plaza de mercado de tu ciudad y escoges por ti mismo alimentos más frescos y recién traídos del campo, ya que recuerda que los grandes almacenes son intermediarios y deben pagar mayores impuestos y eso afecta de algún modo en el precio de los productos.

Los deseos y las necesidades: 

¿Para qué vas a comprar ese pantalón que viste en el centro comercial, si aun en tu armario tienes ropa suficiente? Lo mismo te pasa con ese televisor o esa computadora nueva que decides pagar a cuotas con tu tarjeta de crédito, aumentando así tus gastos y los intereses a pagar.

Los caprichos: 

Y otro patrón de fuga son esos helados que te vas dando de vez en cuando, esa chocolatina irresistible después del almuerzo, esa empanada en la tienda de la esquina. Pequeños caprichos que van recortando silenciosamente tu oportunidad para ahorrar.

Compra divisas: 

La situación económica del país se encuentra fluctuando demasiado. El año pasado el dólar se disparó sobre los 3.000 pesos. ¿Y qué crees? Fueron muchos los que con sus dólares guardados hace un buen tiempo sacaron su buena tajada al ir a venderlos.

Esta es una buena estrategia de ahorro, es decir, capitalizar una parte de tu dinero en una moneda extranjera y aprovechar el momento adecuado para cambiarla a pesos y obtener rentabilidad sobre ese ahorro. Solo debes estar atento de en qué momento es el ideal y es recomendable hacerlo si conoces sobre este tema, de lo contrario asesórate bien porque también podrías perder dinero.

La cuenta bancaria: 

Finalmente, esto es lo más importante. Verifica que entidad bancaria es la mejor para que se adapte a los costos de tu tarjeta de crédito y la de tu tarjeta débito. En abril de este año, aquí en Colombia, un banco tomó la decisión de no cobrar cuota de manejo de las cuentas corrientes y de ahorro, evitándole a sus usuarios también el pago por los retiros de cajero y manejo de tarjeta.

Lo cierto es que muchos encontraron en esta propuesta una oportunidad única para optimizar sus gastos mensuales. Analiza hasta que punto te valdría la pena migrar hasta allá, o bien, hasta otro banco que te ofrezca las mejores garantías. 

Modificado por última vez en Jueves, 15 Septiembre 2016 19:44
Equipo Finper

En FinPer, creemos en nuestro equipo de trabajo.

Gracias a la experiencia profesional y preparación en finanzas que hemos adquirido, hoy en día vemos el mundo empresarial, la vida familiar e inclusive personal desde diferentes perspectivas; la cual podemos dimensionar en varios campos pero siempre en relación con la economía y las finanzas, que hacen parte de nuestro día a día.

Junto a esto, hemos decidido tomar la iniciativa de compartir con nuestros usuarios temas de actualidad y situaciones que se pueden llegar a presentar si no tenemos la información correcta.

Así mismo, nuestro objetivo es poder brindarte un aporte o contribución en la educación financiera y consumo responsable de todos aquellos servicios, productos o bienes que adquieres, de manera práctica y siempre sujeta a la realidad.

finper.co/
Newsletter
Inscribete para recibir más noticias.
Los artículos más leídos